28 may. 2016


Desde hace alrededor de dos años, nos topamos con una masiva oleada de bandas de Deathcore con influencias de Down-tempo, ganándose rápidamente un puesto como uno de los géneros más aburridos y monótonos de la escena, ya que lejos de aportar nuevas ideas musicales al Deathcore, las detenía, en cierta manera, por ofrecernos cada día, más de lo mismo. Difícilmente una banda de este género se aventuraba al hecho de lanzar un disco que superase los 4 ó 5 temas y de manera casi imposible, esta clase de grupos, no planeaba y lastimosamente no planean salir del esquema cuadrado del género, para añadir más elementos de géneros afines o similares, para aprovechar al máximo todos los elementos que pueden tener a la mano. Bandas como Traitors ejemplifican muy bien lo que trato de decir, sin menospreciar su música de ninguna manera. Pero, hay momentos en los que a estos músicos se les alumbra un poco el foco y deciden explorar valles nuevos y desconocidos para presentar una propuesta diferente, que resalte y salga de lo común y The Unconquerable Dark es una muestra de ello.

Black Tongue es una de las bandas que pueden encasillarse en mi comentario anterior, mucha lentitud, muchos breakdowns, muchos bass drops, muchos elementos que hemos escuchado en 50,000 bandas más, pero esto no impidió que se ganasen su reconocimiento, con temas como "H.C.H.C." o "Coma" que parecían ser la cúspide de lo que estos chicos podían hacer, quizás en ese entonces podría afirmarse que temas así eran la epítome de su sonido, pero, repentinamente empezamos a tener los teasers del disco en cuestión y parecía que su sonido había cambiado y de una manera muy notoria lo que despertó mucha expectativa en este disco. Pasado un mes de su lanzamiento es momento de hablar si realmente la expectativa que levantó, era merecida, si de verdad crearon un disco que vale la pena escuchar y que no será más de lo mismo, no será otro disco más del género.

The Unconquerable Dark está dividido en 9 temas, superando la mayoría los 4:30 minutos, por lo que estamos hablando de canciones largas y que presentan ese estilo de pasar de un breakdown a otro y a otro sucesivamente, mediante pasajes creados por las guitarras que pegan de una manera muy sólida y de hecho, he de mencionarles que éstas no suenan para nada aburridas en un algunos de los temas del disco, por ejemplo, el riff introductorio de L'appel Du Vide con ese feeling a tema de Black Metal, el de Prince Of Ash que suena bastante pegajoso y movido o el de The Masquerade en su parte media - final son dentro del género, de lo más interesante que he escuchado y la batería suena pesadísima, como siempre, no tiene muchas partes a resaltar, ya que dentro del género no es necesario tener una increíble destreza dentro de ella, pero en mezcla con los demás instrumentos, tenemos breakdowns dignos de mención, como el de Vermintide que nos presenta el feat. de Eddie Hermida, actual vocalista de Suicide Silence y el que en mi opinión, es el 2do mejor tema que tiene la banda, solo escuchen la parte en la que él está presente y se darán cuenta de ello, otro claro ejemplo son los dos últimos temas A Pale Procession II: The Death March, nuestra marcha de guerra y I'm So Tired Of Sighing. Please Lord Let It Be Night que a mi parecer, es el mejor tema que la banda ha hecho desde su génesis. Finalizo hablándoles un poco de la parte instrumental alabando al vocalista de la banda, Alex Teyen que ha llevado su voz a un nivel superior a sus discos predecesores, si bien, no es algo del otro mundo, suena increíblemente brutal dentro de los temas y les da ese toque característico, esa brutalidad que él crea, sobretodo, en el breakdown final del último tema, que madre mía, me tomó desprevenido la primera vez que lo escuché.

Muchas veces, la banda se ha denominado a ellos mismos como Doomcore he de suponer porque planean crear un ambiente oscuro y lúgubre con su música, que obviamente no habían creado en sus producciones anteriores, pero en este caso es completamente distinto, finalmente han podido darle un ambiente diferente a lo que hacen y puedes sentir como cada tema te transporta a la inconquistable oscuridad generando una atmósfera oscura, todo gracias a la unión de Teyen y el dúo de guitarristas de Eddie Pickard y James Harrison que realmente te hacen sentir ese odio que la banda tanto ha buscado y que finalmente ha encontrado. 

Finalizado con una doble conclusión, de manera subjetiva, puedo decirles que hasta el momento, es uno de los discos que más he disfrutado en lo que va del año, sobretodo por mi excesivo cariño por el Down-tempo y no le he encontrado un solo punto malo al disco, pero, de manera objetiva puedo decirles que como sabemos, este género se basa en mucho chug, en muchos breakdowns, en mucha lentitud y cero técnica, por lo que si buscas aquí un disco innovador y que te deje pasmado con la increíble habilidad de los músicos, estás buscando donde no debes, porque aquí lo único que encontrarás, serán 45 minutos de pura violencia tosca, pulida de tal forma en que cada tema sea más pesado que el anterior y no por ello, sea más creativo. 

VALORACIÓN: 8 / 10.

¡Debes saber! Esta página no dispone de links de descarga, salvo para aquellos discos que estén oficialmente permitidos o autorizados por las bandas.
Para más información puedes unirte a nuestra Comunidad en Facebook o seguirnos en la Fanpage.

- Copyright © 2017 Return To My Blood