6 ago. 2016

    - International
  • Genre(s):
  • Avant-Garde Death Metal
  • Release Date:
  • August 26, 2016
  • For Fans Of:
  • Gorguts, Ion Dissonance, Meshuggah, Ulcerate
Sabes que son tiempos bizarros los de nuestros días cuando sería más fácil confesar un delito que explicar porque esperaste más de año y medio por un álbum de sonido despreciable, carente de sentido aparente y melodías incoherentes que envenenan el concepto de belleza y torturan el buen gusto.

Por casi 2 años este quinteto colectivo de corte internacional Coma Cluster Void, estuvo tentándonos con muestras de “Mind Cemeteries” la abominación que estaban concibiendo, mientras nos iban anunciando la alineación del proyecto. Una peculiar conjugación de la enferma y genial creatividad de músicos notables: El ex-vocalista de Cryptopsy Mike DiSalvo junto al vocalista de Dimensionless Austin Taylor desgarrándose las cuerdas; El baterista Chris Burrows poseído por la batería con el único objetivo de demoler el compás; y los fundadores del proyecto, el compositor alemán de música clásica contemporánea John Strieder, encargado de las 10 cuerdas y su compañera, la compositora / instrumentalista avant-garde Sylvia Hinz en el bajo. También fundadora del conjunto XelmYa. Ellos juntos son los principales interesados en explorar formas innovadoras de música por medio de disonancias, poliritmias e instrumentos de naturaleza tonal más baja a las frecuencias que estamos acostumbrados. Personalmente no disfruto de ser tan específico con el alineamiento pero en este caso es importante remarcar de qué está hecho para enmarcar el peso de las mentes detrás de esta obra.

Al igual que un fármaco en fase experimental, la música de Coma Cluster Void nunca ha sido testeada entre los humanos. La fórmula base es altísimas dosis de math metal condensado y ambientes que parecen el mismísimo soundtrack del purgatorio. Seguramente sus creadores están ansiosos de ver los efectos del resultado y saber cómo reaccionamos ante semejante álbum. Mientras tanto, habiendo yo tomado la prueba ya un par de veces puedo asegurarles que el resultado va más allá de cualquier expectativa imaginable; un crujiente licuado de neuronas exprimidas y molidas a golpes que alcanza nuevas magnitudes para el metal. Por ahora y hasta el día del lanzamiento te empeño mi palabra en garantía de ello.

Sylvia Hinz/Bass, Austin Taylor/Vocals, Chris Burrows/Drums, Mike DiSalvo/Vocals, John Strieder/Guitar


Nos encontramos ante una de las obras maestras en la historia moderna del metal. Su gran complejidad procesada bajo composición sobresaliente, la manipulación y deformación a voluntad del tempo en la partitura y una propuesta de crudeza en los sonidos como nunca se han dado nos otorgan el placer de contemplar una autentica obra de arte. Siguiendo un modelo de concepción artística hacia lo oscuro, donde lo grotesco y lo sórdido sirven de carruaje sonoro que nos sitúa en un paraje inhóspito. Todo vertido en un recipiente de siniestralidad absoluta para que al final sea un brebaje que te sirves una noche de picnic con la psique.

“Mind Cemeteries” nos expone ideas poco exploradas pero ya cimentadas desde la transición de nuevo siglo, ideas extremas que han marcado las tendencias experimentales hasta el momento, y en estos días retoman relevancia. 
Del modo en que Gigan y Ulcerate persiguen el camino disonante de Gorguts ésta banda lo hace. Del modo en que Ion Dissonance distorsionaba el groove adulterado de Meshuggah, ésta banda lo hace. La asfixia de atmosferas tan sofocantes como Nero Di Marte acá también dicen presente. Esa presencia enferma de ente demónico en las voces de Maladie ó Dodheimsgard, aquí también ellos la manifiestan. Durante 11 temas reúnen esas corrientes y las guían al pináculo de las vanguardias. “Coma Cluster Void” se refiere a ese vórtice donde esas ideas convergen, dando como resultado la antítesis al death metal de esta generación, convertida en la ambrosia de todo aquel que busca la alteración del buen gusto de los sentidos por medio de sonidos excepcionales, nada convencionales.

El resultado un profundo análisis a la disritmia florecida entre caos que nos demuestra lo mucho que desconocemos ese mundo discrepante. Un trabajo al que, conforme adentras al contenido te lleva a estados más allá de tus oídos, para la reflexión, el cuestionamiento, la confusión y un sentido de disociación severo donde ningún detalle pasa desapercibido. Volviéndose complicado de escuchar y fácil de admirar.

Disfruté de la propuesta y la ejecución, me complace en muchas maneras que no logro descifrar, pero dejando de lado que no alcanzo a comprender el objetivo de todo este trabajo —y aclarando que esto no fue un montón de palabras random—, dar valoración a una obra de tales magnitudes es algo que raya en lo absurdo. Poco a poco iré descubriendo sus rincones, pero por ahora, sin poder detectarle algún defecto, una calificación perfecta me sabe a poco. Es el mejor trabajo del año.



Valoración: 10/10


¡Debes saber! Esta página no dispone de links de descarga, salvo para aquellos discos que estén oficialmente permitidos o autorizados por las bandas.
Para más información puedes unirte a nuestra Comunidad en Facebook o seguirnos en la Fanpage.

- Copyright © 2017 Return To My Blood