8 sept. 2016


  • Genre(s):
  • Experimental Doom | Black Metal.
  • Release Date: 16 | 09 | 2016
  • For Fans Of:
  • Sumac, Sanctus Daemoneon, Psychotic Gardening.
Phantom Winter es un quinteto alemán que han escogido el mes de septiembre como el indicado para regresar de su cueva a la civilización, de la mano de Sundown Pleasures, su segundo disco de larga duración, que es una clara oda a la actualidad humana, presentando en sus 40 minutos, un tétrico y lúgubre ambiente repartido en 6 temas que nos engullen completamente en una oscura dimensión de la que no existe salida alguna, hasta que el último segundo del último tema ha sonado, por lo que el adentrarse a escuchar esta producción, puede resultar en un reto que no cualquiera será capaz de superar.

Sundown Pleasures, es de buenas a primeras, un disco del que es complicado hablar, porque detrás de sí mismo, esconde cosas que las meras palabras no son capaces de describir. Esta producción nos muestra a una banda que se ha adentrado de lleno un estilo músical que puede ser descrito como nihilista, reflejado sobretodo en el aspecto vocal, a cargo de Christian Krank y Andreas Schmittfull, y es que desde el primer momento en el que hacen presencia, son gritos de ayuda, de auxilio, es el desesperado intento de un ser humano que busca a alguien que pueda rescatarlo, unido con esa atmósfera tan densa pero a la vez tan emocional que es capaz de dejar pasmado hasta al más fuerte. La banda juega con un Doom completamente experimental, con temas largos, pero que no se tornan lentos o monótonos, sino que se son un estampida que no para hasta que cumple el objetivo de arrastrate a aguas oscuras para ahogarte de lleno en los placeres de la puesta del sol, demostrado sobretodo con el trabajo de Christof Rath en la batería, que no te da pausa en ningún momento, le pega a su instrumento con toda la fuerza que tiene y llega a ser el elemento más violento que presenta el disco, utilizado de buena manera con los instrumentos de cuerdas, a cargo de Andreas, Björn y Martin Atcher que en la simpleza de la estructura de sus herramientas, son capaces de darle ese ambiente melancólico. 


El aspecto lírico que Phantom Winter ha creado para este disco va completamente de la mano con lo que la parte musical nos presenta, teniendo un drama con un protagonista buscando sobrevivir a la tortura de sus demonios en The Darkest Clan con ese rito como introducción que nos presenta el tema, para embarcarse de lleno en el sufrimiento del protagonista, relatado por Christian y Andreas hasta que cerca del final, los instrumentos hacen aparición como declaración del odio que se tiene hacia el mismo sufrimiento y Black Hole Scum que es uno de los más largos y densos  del disco, con un ambiente que puede ser descrito como un reflejo de la nada absoluta que existe en la vida solo para ser opacada por esos gritos de sufrimiento, que pueden equipararse con los que pueden ser encontrados en agrupaciones con influencias más depresivas; pasando también por la tortura ocasionada por los brotes de las acciones de la humanidad, contada en la increíble Bombing The Witches que nos presenta una banda más directa con su música, siendo un tema que cuenta con un muy interesante riff y que llega a resaltar a comparación de los demás cortes por ser mucho más movido y brutal, continuando esta línea está Wraith War que desde el inicio es notorio el groove que la banda ha querido agregarle a este 4to tema, que te hará mover la cabeza arriba y abajo sin detenerte; de igual manera, el aspecto vocal llega a ser más crudo por momentos, quedando como anillo al dedo en el ambiente que tiene la canción, mostrándonos otra faceta más de la banda.

Finalizo la reseña de este disco reiterando que no fue creado para todos los oídos, llegando a los últimos minutos del disco, se torna un tanto difícil el seguirle la línea a Sundown Pleasures y se torna pesado el hecho de escucharlo, se vuelve tan lento, oscuro y de cierta manera tan ruidoso, que puede llegar a molestarte o en el peor de los casos, aburrirte, por lo que todo aquel que no esté familiarizado con este estilo musical, se las verá en una encrucijada de si continuar hasta el final o de simplemente pararlo y buscar algo más. Phantom Winter han creado un disco que refleja la naturaleza humana en los tiempos actuales, con tanta oscuridad, tanto dolor y sufrimiento, compactado en una historia depresiva que muy fácilmente puede ser considerada como el relato perfecto del soundtrack perfecto del último día de la vida misma, demostrando ese gran esfuerzo por emular el fin de todas las cosas. El quinteto alemán ha salido victorioso este año con un disco que merece muchos halagos por la complejidad que presenta y no cabe duda que planean reinventarse para continuar con la evolución constante que la escena tiene día tras día y no será sorpresa que lo próximo que nos presenten, venga cargado de una oscuridad indescriptible.

VALORACIÓN: 8.0 / 10.

¡Debes saber! Esta página no dispone de links de descarga, salvo para aquellos discos que estén oficialmente permitidos o autorizados por las bandas.
Para más información puedes unirte a nuestra Comunidad en Facebook o seguirnos en la Fanpage.

- Copyright © 2017 Return To My Blood