9 oct. 2016

    - France 
  • Genre(s):
  • Experimental, Blackened Metal, Fusion Pop
  • Release Date: October 21, 2016
  • For Fans Of:
  • Pryapisme, Pin-Up Went Down, Akphaezya, Corpo-Mente
  • READ ENGLISH VERSION
    En un país que dentro del metal reúne el talento experimental de The Algorithm, Igorrr, Pryapisme, Corpo-Mente y demás, es difícil pensar en otra banda que la tenga fácil para sobresalir con cosas “peculiares” que logren brillar a la misma intensidad que estos lo hacen. Así también, en un país que crea el término “avant-garde” no debería ser difícil encontrar una banda con las ganas de conseguirlo y ese es precisamente el proyecto del que quiero hablarles.

    “öOoOoOoOoOo”, el nombre oficial con el que se denominan (en un idioma que pareciera sacado de Öxxö Xööx) pero que atentamente nos traducen a Chenille para hacerlo accesible, es un dueto compuesto por la cantante Asphodel (ex - Pin-Up Went Down) y Baptiste Bertrand (Zus) el encargado de la instrumentación, quienes como ya había dicho cuando lanzaron su primer tema, traen consigo una función experimental a base de fusión y parafernalia, función para la que sorpresivamente termino con la frase “….que elegancia la de Francia” en la cabeza. Una oración de palabras sencillas que de ninguna manera hace justicia a un proceso bien cuidado de mezclas irreverentes, y que, la sola idea de imaginarlas juntas es un atentado al buen gusto, pero al final, definirlo como algo de “elegancia” gana mucho peso cuando te sientas a escuchar un trabajo tan adentrado en sus alocadas ideas como “Samen”. En cada tema del disco mantienen presente el concepto de “diversión sin represión, composición sin repetición”, las ideas se llevan tan lejos como les es posible y el álbum suavecito nos pasa, es decir, se hace lo suficientemente interesante para mantenerlo elegante, suficientemente atrevido para hacerlo entretenido y con la seriedad necesaria para asociar un límite que nos separa lo burdo de lo sofisticado.
    Si Tim Burton lograra convencer a Salvador Dalí de que compusiera una pieza original para alguna de sus películas, tentativamente el resultado sería similar a Samen: surreal y macabro como subversivo y burlesco, pero con la confianza de un trabajo con bases desde la genialidad artística. Esta analogía podría reforzarla explicando que a pesar de tratarse de música trabajada en la exageración y atascada de detalles (unos simples y otros ocultos), fácil convence al oído, como facilito los ojos aprueban una obra del extravagante Dalí sin entenderla; como accesible se vuelve alguna película del cineasta. Sé que esto es decir demasiado, pero no puedo acabar de enfatizar como esta pareja juega con su música a “infantilizarla” o llevarla al borde de lo ridículo sin restarle ese carácter sobrio de influencias black metal.

    La parte más fácil de este disco seria decir que recuerdan a Diablo Swing Orchestra en el sentido operático-carnavalesco o a Mr. Bungle en la parte bizarra y demente que impacta los sentidos, pero eso no sería mucho para una banda cuyo menor problema es ser censurado en facebook por su portada, así que adentremos. Además de lo dicho, este grupo adhiere un estilillo a música vaudeville de cabaret bastardo sobrellevado de manera magnifica con el amplio rango vocal de la cantante. Su timbre de voz es jugueton y cambiante pero le brinda el toque amable a lo que estamos escuchando, de un dulce “chillante” al grado de Yolandi Visser (Die Antwoord), hasta ser tan afinado que de momentos se podría recordar a cantantes como Shakira o Alanis Morissette en el más extremo de los casos, pero eso no es todo, Asphodel también posee esa talentosa expresión vocal de Rïcïnn (Corpo-Mente). Con eso se esclarece el panorama que nos pinta esta talentosa francesa.


    Pero bueno, antes de que la atmosfera se torne demasiado Pop, aparecen los gritos y el black de Mayhem llega en las guitarras viscerales para recordarnos que esto es metal. Es imposible plasmar la locura musical que nos espera con esta banda pero para poner un poco de contexto la cosa podría irse de reggae a unas atmosferas post-rockeras, de Sigur Ros a folk oriental. De Rage Against The Machine a un Blues de burdel o de canción de cuna a de nuevo el black metal, no sé, hay tanto aquí que tratar de describirlo es quitarle merito a lo hecho. Me falta mencionar que el baterista de sesión es Aymeric Thomas, el mismo encargado de la percusión en Pryapisme, una colaboración muy acertada para darle realismo a ese aspecto tan mecanizado de la batería programada.

    En el panorama general Chenille consigue moldear su propia personalidad pero manteniendo identidad con ese círculo francés de grupos experimentales como Pin-Up Went Down, Akphaezya o Corpo-Mente. Hay cierta similitud entre todos ellos en la forma en que expresan su música que se puede hablar de una “francesación” del metal, pero para ser más específico dentro del movimiento francés, diré que como Igorrr es a Corpo-Mente también Chenille es a Pryapisme, pero, al mismo tiempo, ellos son una manifestación menos inocente y más alocada de Corpo-Mente, porque si las vocalizaciones artísticas de Rïcïnn cobraran sentido sonarían como Asphodel lo dice.

     “Samen” es un trabajo de belleza grotesca y concepción artística que redefine el metal para los fanáticos del avant-garde, experimental y accesible. Créeme, si eres fan de alguna de estas bandas mencionadas por ningún motivo dejes pasar este material, öOoOoOoOoOo es la nueva joyita de Apathia Records ya lista para despacharse al mundo. 

    Valoración: 9/10


    ¡Debes saber! Esta página no dispone de links de descarga, salvo para aquellos discos que estén oficialmente permitidos o autorizados por las bandas.
    Para más información puedes unirte a nuestra Comunidad en Facebook o seguirnos en la Fanpage.

    - Copyright © 2017 Return To My Blood