1 may. 2017

Habiendo transcurrido 5 años desde su último lanzamiento discográfico, Les Discrets se posiciona bajo los reflectores, con un discreto deleite para los amantes de los orígenes del Shoegaze.


  • Genre(s):
  • Indie | Shoegaze | Post-Rock
  • Release Date:
  • 21 / Abril / 2017
  • For Fans Of:
  • Amesoeurs, Slowdive, Mybloodyvalentine, Sylvaine
  • Links:
  

Les Discrets es una banda francesa, cuyo sonido suave y suspicaz, logra cautivar a todo aquél que se considere amante de la música melancólica, rítmica y vigorosa, aunque delicada, ello al menos en sus trabajos anteriores, en los cuales era común toparse con momentos de éxtasis instrumental, que más que suavidad, reflectaba hacia los oídos de sus escuchas, un potencial bastante enérgico, como se puede escuchar en temas de los predecesores de Prédateurs, como en "Les Feuilles de L'olivier", perteneciente al álbum debut de la banda, titulado "Septembre et Ses Dernières Pensées", lanzado allá por los años del 2010, cuyo sonido difiere bastante de lo que este año nos ha mostrado el dúo europeo que, en Prédateurs, ha logrado reinventar su sonido, con miras hacia el origen del shoegazing noventero, cuyo renacimiento en nuestra época parece ser inminente.

Algo que es necesario destacar en primer lugar, es que, como bien se mencionó con anterioridad, "Prédateurs", no sólo es un disco con el que Les Discrets regresa a la escena musical tras 5 años de inactividad en el estudio, sino que es un álbum que le sirvió a la banda para, literalmente, redireccionar su rumbo.

Dicha re-estructuración se remonta en primer lugar a la decisión de Fursy Teyssier (Fundador), de colaborar en la parte visual, por primera vez, con el talentoso fotógrafo Chris Friel, cuya habilidad gráfica fue en gran medida, la mayor acompañante de la transición musical de Les Discrets, algo que podemos estar de acuerdo, es bastante notable a comparación de las ilustraciones tan características de la banda, y a decir verdad, en lo personal me parece una elección sumamente acertada, pues el trabajo visual-artístico de Prédateurs, en verdad refleja la nueva esencia del dúo, esencia que se centra más que nada, en un sonido Indie, con una fuerte influencia del resurgido Shoegaze, combinado con elementos Trip-Hop e inclusive, tomando de la mano ingredientes electrónicos y propios de un soundtrack de película del siglo XX.


Una de las principales características con las que nos podemos encontrar desde el inicio de Prédateurs es el realce a los detalles musicales, detalles que concatenados, más allá de las suaves y limpias voces, y más allá de la instrumentación base del disco, predominan lo suficiente como para lograr que nuestros oídos sean capaces de escuchar y analizar a detalle cada particularidad que sutilmente es introducida en cada tema del disco; toques atmosféricos, bases electrónicas que sirven de ritmo a los instrumentos, así como un sencillo, pero exquisito uso de instrumentación, se encuentra presente en todos y cada uno de los temas del material.

Cada título presenta una consistencia distinta, no obstante, la esencia es propiamente sólo una, es decir, Prédateurs es un disco, que siendo como tal, un material homogéneo, también es un trabajo que desarrolló en cada tema que lo compone, un sonido bastante disfrutable, y distinto, pero similar el uno con el otro.

Al escuchar el disco, resulta evidente que cierta "intensidad" que durante años acompañó a los franceses, fue finalmente dejada a un lado de manera tajante, ya no existen rasgueos incesantes en las guitarras, tampoco una melancólica pero rápida ejecución en los temas, más que nada tenemos ante nosotros un disco más "Dreamy", y en cierta manera más ambicioso que sus antecesores; esto último lo puedo decir en base a la apuesta que tomó la banda respecto de introducir nuevos elementos, llámese sonidos e instrumentos, para la creación de Prédateurs, algo que si bien puede ser algo un tanto decepcionante para los seguidores de su antiguo sonido, para quien guste abrir su gusto musical a las nuevas ideas, podrá resultarle muy probablemente en una sorpresa bastante agradable, dejando en claro que, lo que sí ha sobrevivido en el nuevo material de la banda, es ese tan característico sonido "oscuro" que siempre ha estado presente en este proyecto.

Sin duda, como en la mayoría de materiales discográficos, siempre habrá temas cuya estructura, detalles y/o composición, siempre nos habrán de parecer un tanto más interesantes que el resto; para este caso, los temas que a mi consideración destacan un poco más sobre el resto, y en los que puedo decir con seguridad, se resume el sonido que probablemente, de ahora en adelante, escuchemos por parte de "Les Discrets" son, "Virée Nocturne", "Les Amis de Minuite", "Fleur Des Murailles", "Rue Octavio Mey" y "The Scent of Spring (Moonraker)".

"Virée Nocturne", sin duda, uno de mis temas favoritos, tiene a comparación del resto, una fuerte presencia en lo que respecta al uso del Bajo, cuya composición rítmica es predominante, en especial gracias a que el resto de elementos, como lo son una voz enfocada en una tonalidad de coro, y de guitarras propias de una simbiosis entre post-rock e indie rock, acompañados de un sutil acompañamiento electrónico, y una atmósfera característica de la música creada en el siglo pasado, "Les Amis de Minuite", es el tema en cuya ejecución renace en Les Discrets, la escencia tan pura del Shoegaze de la época de los 90's, con un sonido que sin dejar de tener ciertas características sombrías, es básicamente un tema que nos pudiese teletransportar a un concierto de uno de los pioneros del género, y que hasta hace poco renació, es decir Slowdive, banda cuya influencia es innegable al escuchar este tema, "Fleur Des Murailles", es un tema que representa la otra cara de la moneda del nuevo material de la banda, siendo un tema que básicamente, su instrumentación consta de elementos atmosféricos, electrónicos y cinemáticos, que optan precisamente por un sonido sombrío, que en acompañamiento con la voz masculina y femenina de sus integrantes, logran fielmente su cometido.

Y finalmente, "Rue Octavio Mey" y "The Scent of Spring (Moonraker)", llevan la batuta del suave y melódico sonido de la banda, expuesto a través de una variedad distinta el uno del otro, pues mientras el primero opta más por una instrumentación natural, el segundo opta más por el uso de la instrumentación que en "Prédateurs" se optó por utilizar, es decir, sintetizadores, ambiente y voces cuya profundidad tiene la intención de adentrarse al fondo de nuestra atención y fijar sus uñas en ella.

Personalmente, siento que Prédateurs, es un disco que representó una gran apuesta, al optar por redireccionar el camino y sonido que durante muchos años acompañó a la banda, y sin necesidad de enaltecer el trabajo de estos franceses, creo firmemente que su sonido refleja una madurez musical y compromiso con la experimentación que se necesita en todos los ámbitos, para renovar y refrescar las ideas, sentimientos y trabajos de quienes entran a un estudio para intentar otorgar a sus escuchas, un disco digno de recordar.


CALIFICACIÓN 9 / 10

¡Debes saber! Esta página no dispone de links de descarga, salvo para aquellos discos que estén oficialmente permitidos o autorizados por las bandas.
Para más información puedes unirte a nuestra Comunidad en Facebook o seguirnos en la Fanpage.

- Copyright © 2017 Return To My Blood